capacitación EDI PUCV, difusión, diversidad

Académicos de la Escuela de Pedagogía reflexionan sobre proyecto de Ley carrera docente

Nota publicada en la pagina web EPE

Proyecto de Ley de Nueva Carrera Docente: reflexiones desde la Escuela de Pedagogía PUCV

proyectos-CR-y-EDEl desarrollo docente está -una vez más- en el centro de la discusión, esta vez debido al proyecto de Carrera Docente enviado al Congreso Nacional por el Gobierno de la Presidenta Bachelet. Esta discusión obliga a todos quienes participan de una u otra manera en el campo educativo a analizar y reflexionar sobre sus alcances, fortalezas, debilidades y ausencias. Desde la Escuela de Pedagogía PUCV se plantea que “desde el propio quehacer universitario esto es esencial para poder proponer y propiciar mejoras y cambios”.

En este marco, diversos profesores de la Escuela de Pedagogía de la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso compartirán sus opiniones y propuestas, “bajo el ánimo de contribuir desde la divergencia y diversidad a la discusión y construcción de nuestro conocimiento personal y profesional. En otras palabras, una forma de hacer universidad”.

A continuación, compartimos la mirada del Director de la Escuela de Pedagogía PUCV sobre el proyecto de Carrera Docente y tres académicas, quienes se refieren a los puntos claves de su discusión:

test_18José Miguel Garrido, Director Escuela de Pedagogía PUCV

“El proyecto que propone crear un sistema de desarrollo profesional docente, sin perjuicio de la valoración y juicio de cada uno, ofrece un oportunidad ineludible de preguntarnos sobre lo que es y lo que esperamos que sea un profesor o profesora en el Chile del siglo XXI. Esto es especialmente relevante, por la tensión que se produce entre lo que, como profesores, creemos que debe ser nuestra misión y acción profesional, y lo que piensa, explicita y espera la sociedad (sociedad con varios rostros y maneras de expresarse).

En este sentido, como docentes de la Escuela de Pedagogía de la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso, estamos abocados al análisis y discusión académica de lo que conlleva este proyecto. Subrayo el aspecto académico de este proceso, en tanto práctica profesional propia de quienes cultivamos investigativamente un área, para quienes los slogans y consignas deben ser siempre estudiadas desde sus evidencias y datos profundos, sin el juicio previo que nubla la visión e impide observar la totalidad del escenario.

Este trabajo, hasta ahora, nos ha permitido identificar algunos nudos críticos de la propuesta, sobre los cuales estamos elaborando nuestra argumentación y mirada constructiva. Entre éstos podemos señalar:

-El foco y rol que pueden adquirir las evaluaciones e instrumentos previstos sobre el quehacer docente.

-Las implicancias identitarias y laborales de los tramos de desempeño y las condiciones para transitar por ellos.

-El impacto de un desarrollo profesional basado en incentivos y su relación sobre la cualificación de roles y responsabilidades profesionales.

-La valoración de una trayectoria de desempeño individual en una profesión cuyo núcleo de acción real se produce dentro de una comunidad educativa.

-El valor y responsabilidad que debe asumir la formación inicial de docentes en la preparación profesional de los futuros profesores.

-Las oportunidades y responsabilidades compartidas entre las instituciones escolares, las universidades y la red de profesores mentores, como sustento para una mejor inserción profesional de los nuevos docentes.

-El papel que se espera deba cumplir el CPEIP y la instalación de capacidades para una descentralización de la política educativa.

-El impacto de la disminución de horas lectivas sobre los aprendizajes de los estudiantes y la mejor calidad de vida de los profesores.

Estos y otros son los temas en los que debemos ahondar, considerando en ello lo que dice la investigación, las experiencias de quienes desarrollan el quehacer docente, las condiciones reales de nuestro contexto socioeducativo y nuestra visión de sociedad”.

PUNTOS CLAVES DE LA DISCUSIÓN SOBRE LA CARRERA DOCENTE

test_16Dra. Gloria Contreras Pérez

“Creo que un punto clave, entre muchos otros, lo constituye el carácter formativo para el desarrollo profesional que se le quiere otorgar a esta iniciativa. Por una parte, y aunque se establecen perfeccionamientos, no queda del todo claro cómo es que, en base a los distintos tipos de evaluación por el que deben transitar los profesores, vayan a mejorar su desarrollo profesional. Por otra, hay remuneraciones y sanciones asociadas. Entonces se mezcla el carácter formativo con el acreditador y eso para un sistema de esta naturaleza puede ser muy problemático: cualquier profesor quiere mejorar su labor, pero tampoco quiere perder su trabajo.

Hay que recordar que el Sistema Nacional de Evaluación del Desempeño Docente, que se viene implementando hace más de 10 años en nuestro país, también declara que está orientado a fortalecer la profesión docente y mejorar la labor pedagógica de los profesores, pero hasta ahora no existe evidencia empírica que demuestre que sea, en la práctica, formativo para ellos. El estudio realizado por la OCDE señaló claramente esta situación hace un par de años atrás, estableciendo que es más bien un sistema orientado a la rendición de cuentas (accountability)”.

CarlaMunozDra. Carla Muñoz Valenzuela

“Primero que todo, es necesario valorar la iniciativa de legislar por primera vez en toda la historia de nuestro país en torno a la idea de Carrera Docente, pues sabemos cuán difícil es formar buenos profesores, pero también cuán difícil es que permanezcan en el sistema.  En este sentido, un punto clave que debiésemos discutir con mayor fuerza y autocrítica es la calidad de las instituciones de formación de profesores.

Complementario a ello, otra tarea pendiente es la definición de aquello que podríamos llamar “talento pedagógico”, un conjunto de cualidades tanto académicas como personales (empatía, prosocialidad, curiosidad intelectual, responsabilidad social, motivación por la lectura, altos estándares éticos, manejo del estrés, etc.), los que a su vez deberíamos apoyar de manera interdisciplinaria durante todo el proceso formativo”.

test_14Dra. Andrea Bustos Ibarra

“Me preocupa el modelo que puede leerse de las continuas evaluaciones y su asociación a incentivos económicos o sanciones. Me parece que es un error pensar que la promesa de mejora salarial o el temor mejorará las prácticas, como si hubiese deliberación o desidia en las prácticas docentes de baja calidad. Creo que es un modelo poco respetuoso de la condición de aprendiz.

El proyecto no establece acompañamiento salvo el inicial- que también podríamos analizar- respecto de los y las docentes que necesitan formación asociada a modos de mediar, modos de trabajar en contextos situados, porque eso es pedagogía, lo situado, lo complejo. Creo que es una ingenuidad afirmar que las prácticas docentes mejorarán por el solo temor al despido o el deseo de mejorar ingresos. Debemos profundizar la discusión de lo difícil que es cambiar las prácticas docentes”.

Anuncios

Deja tu opinión aquí

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s