carrera Educación Diferencial PUCV, Profesores Educación Diferencial PUCV

Carrera docente y barreras a la Educación Inclusiva

Destacamos la opinión de la jefa de carrera de Educación Diferencial/Especial

Nota publicada en página web EPE

Docentes de la Escuela de Pedagogía se refieren a impacto del proyecto de Carrera Docente en la formación de profesores

En el marco de una serie de opiniones que académicos de la Escuela de Pedagogía PUCV se encuentran realizando en torno al proyecto de Carrera Docente que se discute a nivel nacional, tres representantes de la Unidad Académica se refieren a la incidencia de este proyecto en la formación de los futuros profesores.

Marcela-Jarpa-iMarcela Jarpa, Jefa de Carrera de Educación Básica

“Un aspecto crucial en el Proyecto de Ley de Carrera Docente guarda relación con el aumento de la selectividad de las carreras de Educación, planteando la posibilidad de combinar variados criterios de selección que no solo centren el foco en mediciones cognitivas, sino que además considere disposiciones vocacionales. Al respecto, las Facultades de Educación de nuestro país tienen mucho que decir, pues se abre la puerta para que cada una diseñe e implementen métodos alternativos de atracción y captación de estudiantes talentosos, con un perfil de profesor que no solo mejore los aprendizajes de los estudiantes, sino que además les imprima un sello valórico que los convierta en ciudadanos responsables y comprometidos con la sociedad.

En este sentido, sería un gran avance generar redes asociativas entre estas facultades, a lo largo del país, que creen programas que permitan el ingreso de estudiantes talentosos de 3° y 4° Medio con un perfil predefinido centrado, por ejemplo, en habilidades como la motivación por enseñar, pasión por el conocimiento, estabilidad y empatía, autoeficacia y autodeterminación (Elige Educar, 2013). Sin duda, contar con un capital humano de estas características y movilizar en ellos competencias pedagógicas de entrada, puede ser un avance para fortalecer la formación inicial docente”.

 Cristina-MesaCristina Julio, Jefa de Carrera Educación Especial

“El proyecto de Ley de carrera docente es excluyente y contrario a la inclusión, porque no considera la Educación Especial desde un enfoque de derechos y como “una modalidad de apoyo transversal a todos los niveles y modalidades educativas, en el marco de un sistema de apoyo integral que contemple un continuo de prestaciones” (Mesa Técnica, 2015, p6). En este sentido el proyecto sólo promueve un enfoque curricular predominantemente homogeneizador y rígido que sustenta propuestas estandarizadas que enfatizan planes y programas curriculares y recursos diferenciados, para atender restringidamente las necesidades educativas de ciertos grupos que no tienen cabida en estas propuestas. Esta forma restringida de abordar la Educación Especial no favorece el reconocimiento de la Diversidad en cada estudiante, profesor/a, equipos interdisciplinarios y establecimientos como un valor y riqueza para la participación, el aprendizaje, desarrollo multidimensional de cada persona, su calidad de vida y el de las comunidades educativas. Por lo mismo, esta propuesta se transforma en una barrera para la formación disciplinaria y el ejercicio profesional de profesores y profesoras de Educación Especial”.

Carola-Rojas2Carola Rojas, Coordinadora de Prácticas Educación Parvularia

“Considero relevante dedicar un espacio para aclarar que lo que se propone respecto al periodo de inserción profesional docente, referido al acompañamiento por un lapso de dos años al docente novel por un docente mentor formalizado, no se plantea desde la desvalorización de la Formación Inicial Docente y la labor formadora de las Universidades. Si no que reconoce la complejidad y particularidad de este período, que no es asemejable  con la práctica en su proceso formativo, porque es en el ejercicio profesional donde el docente por primera vez hace uso de su autonomía profesional, se desempeña en todos los ámbitos vinculados a su ejercicio y pone a prueba su identidad como profesor; además de enfrentar un sinnúmero de factores profesionales y personales que afectan su proceso de inserción. Por primera vez el docente puede pasar de estar en un nivel de participación periférica a un nivel de plena participación. Desde mi conocimiento, es un valor el que se encuentre en la carrera docente esta etapa, reconociendo el proceso del novel y la figura del mentor formalizado como un aporte al desarrollo de las escuelas, y quizás aclarar que no es un paso que valide el ejercicio profesional, sino solamente lo habilita para el sistema público”.

Anuncios

Deja tu opinión aquí

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s